• A la hora de implementar nuestro sistema de precios en la farmacia, debemos conocer y disponer de los elementos fundamentales, así como evitar cometer determinados errores.

La normativa que regula la señalización de precios a nivel nacional y autonómico son muy concretas a la hora de establecer una “obligación general de la indicación del precio de venta y del precio por unidad de medida de los productos ofrecidos por los comerciantes a los consumidores, a fin de mejorar la información de los consumidores y facilitar la comparación de los precios”. Esto resalta la importancia de tener indicados y señalizados los precios de todos los productos de la farmacia en exposición.

Más allá del imperativo legal, lo correcto es percibir esta señalización como un apoyo a la venta y como una acción de comunicación adicional contemplada en nuestra estrategia de marketing. El precio es uno de los factores más determinantes en el proceso de compra y los consumidores valoran ver el precio en lugar de tener que preguntarlo. Al igual que en los diferentes elementos de merchandising y audiovisuales que contemplamos en la comunicación de nuestro punto de venta, la información que introducimos en nuestro sistema de precios debe realizarse de forma clara y aportando la mayor cantidad de información posible.

La señalización de precios más adecuada tiene que mostrar el precio final de forma clara e inequívoca, teniendo claramente identificado precio con producto, contemplando tanto el Código Nacional como el nombre de este. Siempre que sea posible, también es conveniente mostrar el precio por unidad de medida y se recomienda incluir el logotipo de la farmacia para potenciar la imagen de marca.

Es muy importante que los productos en exposición muestren el precio correspondiente, la ausencia de este en todos o en algunos de ellos puede conllevar lo siguiente:

  • Precepción general de importe elevado o productos con precios por encima de la media del mercado
  • Dudas que suponen una barrera a la hora de facilitar la decisión de compra, lo que en ocasiones desemboca en posponer la compra y consecuentemente perder una venta
  • Posibilidad de causar decepción al comunicar posteriormente un importe por encima del esperado, lo que conlleva a la renuncia de la compra

¿Cuáles son los errores más comunes que debemos evitar?

  • La farmacia es un establecimiento que debe cuidar su imagen con un plan de comunicación profesionalizado, con mensajes claros, unificando estilos y apoyándose en su imagen corporativa; por tanto, no debemos realizar grandes rótulos a mano con colores estridentes que puedan causar rechazo o confusión entre nuestros clientes.
  • Falta de actualización de los precios de los productos. A menudo no llevamos un seguimiento a tiempo real o a diario de los precios que mostramos en exposición al cambiarlo en nuestro software de gestión o derivado de la recepción de un nuevo pedido. Es vital mostrar el precio actualizado en todo momento para no generar conflictos en el mostrador.
  • Falta de información, como el precio por unidad de medida e incluso la descripción o la denominación del producto.

PHarmaFulcri atiende a la necesidad de la farmacia de gestionar etiquetas de precios, tanto en papel como en formato electrónico, con una amplia diversidad de modelos, a través de una metodología sencilla y con la ventaja de encontrarse integrado en la mayor parte de Software de Gestión de Oficina de Farmacia, lo que permite automatizar la actualización de los precios de los productos en exposición.

Si deseas ampliar información, no dudes en contactar con nuestro equipo de Atención al Cliente en el teléfono 91 123 42 57 y a través del correo electrónico info@fulcri.es.

Categories:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.